Saltar al contenido
Janina y Asociados Abogados

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PENSIÓN DE ALIMENTOS

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PENSIÓN DE ALIMENTOS

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PENSIÓN DE ALIMENTOS

Según el artículo 142 del Código Civil, se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica de los hijos, así como la educación e instrucción de los mismos.

La custodia compartida de los hijos no excluye en modo alguno del pago de la pensión de alimentos a cargo de alguno de los progenitores, salvo en aquellos supuestos en que exista una igualdad salarial.

La pensión de alimentos podrá aumentarse o disminuirse en atención al cambio de circunstancias que con el tiempo se vayan produciendo en el obligado a abonar esa pensión y así como según varíen las condiciones del receptor de la misma. Para poder aumentar o disminuir la cuantía de la pensión debe hacerse mediante el correspondiente procedimiento judicial de modificación de medidas.

No. Debemos tener en cuenta que la finalidad de la pensión de alimentos es el bienestar de los hijos por lo que es de obligado cumplimiento efectuar el pago de la misma. Tampoco la situación de desempleo justifica el impago de la pensión alimenticia de los hijos.

  • No me niego a pagar, pero no puedo. ¿Qué debo hacer?

En los tiempos que corren, es bastante habitual que el poder adquisitivo se encuentre afectado, por lo que si esto le ocurre, nuestro consejo es que contacte con nosotros y procederemos a presentar el procedimiento de modificación de medidas, en el que solicitaremos la alteración de la cuantía fijada en sentencia. Para la justificación de la modificación de la cuantía, hay que tener en cuenta que es necesario que exista un cambio importante y sustancial de las circunstancias desde que se aprobaron las medidas hasta el momento de la petición del cambio.

En principio, la obligación de pagar la pensión alimenticia se produce hasta que el alimentista se valga por sí mismo y haya terminado su etapa de formación y desarrollo profesional. Que se cumpla la mayoría de edad legal, es decir, los dieciocho años, no implica que debe desaparecer la obligación del abono de la pensión de alimentos. En cada caso, habría que estudiar sus circunstancias especiales.

Cuando la relación paterno filial es inexistente y el hijo/a es mayor de edad o se acerca a ese momento, hay motivo más que posible para que se proceda a la extinción de la pensión de alimentos. Sin embargo, esto se complica cuando se trata de hijos menores de edad puesto que valorar esa relación puede llegar a ser complicado, se tendría que estudiar el caso en profundidad. Si el hijo/a es mayor de edad ya existen antecedentes en forma de sentencia que aprobarían la extinción de la pensión de alimentos.

Llámanos